DISIPADORES DE TEMPERATURA DE SISTEMAS DE FRENADO

DISCIPADOR%20DE%20TEMPERATURA.png

El principio de funcionamiento básico en los frenos de cualquier vehículo es la fricción, que consiste en que cuando un cuerpo entra en contacto con el otro en diferentes direcciones aparece una fuerza llamada fricción que se opone al movimiento del mismo cuerpo. Esta fuerza depende de dos grandes factores: El área de contacto entre los cuerpos y la fuerza aplicada entre los mismos.

En un vehículo, el área de contacto aparece entre los elementos de frenado del carro (área de contacto entre discos y pastillas, y en algunos casos entre bandas y campanas), además del área de contacto entre las llantas y la superficie en la que circula el vehículo.

Los frenos de campana se ubican generalmente en las llantas traseras de un vehículo, tienen una manufactura más sencilla y permiten incorporar fácilmente el mecanismo de frenado de emergencia, compuesto por guayas y cables. Es un sistema que no permite una disipación de calor rápida y la probabilidad que se recalienten es muy alta, reduciendo su efectividad de frenado y deteriorando prematuramente las llantas.

La degradación prematura de llantas por efecto de un incremento de temperatura ocasionado por la fricción de los frenos es un problema que afecta la rentabilidad de las operaciones de transporte, luego de varios años de seguimiento y constante análisis a las alternativas en el mercado Tellantas ha integrado e instalado la solución definitiva a esta situación:

Los Disipadores de Temperatura instalados por Tellantas son los mas efectivos en el mercado, ademas este servicio puede ampliarse aún más para realizar "estudios de calor" completos que midan la temperatura real de las llantas.

Si la temperatura ambiente máxima durante el año es superior a los 38 °C (100 °F), será necesario hacer un ajuste en la cifra de TKPH del emplazamiento. Tellantas podrá hacer este cálculo para usted junto con la evaluación global del emplazamiento.