La historia de Tellantas

on
Categorías: Curiosidades

Tellantas nace en 1982, con la inquietud de nuestro gerente por convertirse en empresario. De esta manera, le planteó a Luis Napoleón Tellez la idea de montar un centro de servicio automotriz, propuesta que a él le cayó como anillo al dedo, porque por esa época Icollantas le pedía que tuviera un centro de mantenimiento de sus buses, dado que les prestaba el servicio de transporte a todos sus empleados. 

 

De esta manera, Icollantas se convierte en el proveedor principal. Para 1995, la manufacturera colombiana es vendida a Michelín y de esta manera Tellantas es acogido por la fábrica más grande e importante del mundo, y nuestro producto se posiciona entre los mejores del mundo. Adicional a eso, la marca Michelin comienza a apoyar el desarrollo de un mejor servicio, un mejor seguimiento postventa y una serie de ventajas que aumentan la capacidad de la empresa a nivel nacional. Para Michelin el cuidado de la llanta es la mejor manera de asegurar su calidad, puesto que al ser un producto premium, su seguimiento es el que garantiza el aprovechamiento de todas sus cualidades; desde el aprendizaje del producto es de donde sale la idea de fortalecer el servicio en Tellantas. 

 

La sociedad duró hasta 2002, dado que Luis Napoleón decidió salir del país por temas de seguridad. Desde ese punto la empresa funciona como una familiar, donde el objetivo principal es el desarrollo de herramientas innovadoras que mejoren el rendimiento de las llantas de los clientes. 

 

El primer servicio desarrollado para lograr este objetivo fue el Carro Taller. En éste se creó un vehículo que asiste a las instalaciones de los clientes y les presta todos los servicios de mantenimiento preventivo (desde balanceos y rotaciones hasta alineaciones); de esta manera los clientes se ahorraban la movilización de su flota hasta un taller e igual recibían todos los beneficios de mantener sus vehículos en óptimo estado;, no obstante, los datos recogidos no tenían la constancia necesaria. A partir de lograr unos muy buenos resultados en empresas como Edinsa, el servicio pudo evolucionar a la Administración de Flotas en la cual ya no se visitaba el cliente esporádicamente sino que se montaba toda la operación de mantenimiento In House. Esto logró mantener los ahorros y además aumentar la medición de cada vehículo y así obtener mejores rendimientos tanto de las llantas como de las demás partes de cada automotor. Esto permitió, además, convertir el carro taller en un servicio de atención en ruta y de visita a lugares alejados del patio del cliente, lo cual permitió mejorar también este servicio. Hoy en día la empresa cuenta con más de 10 operaciones, incluyendo servicios en Cartagena, Lima (Perú), y en Bogotá y sus alrededores. 

 

Adicional a eso, durante su historia Tellantas ha tenido diferentes puntos de atención fijos. Los que más se han mantenido son los de la calle 80 o Autopista Medellín (nuestra sede matriz) y el de Avenida Chile. Actualmente además de esos dos tenemos atención en Suba (centro comercial Plaza Imperial), Usaquén (centro comercial Santa Ana), Calle 13 y uno nuevo en Cajicá (vía chía – cajicá). Entra a nuestra página para conocer donde podemos atenderte.