Busca tu llanta por Dimensión

 Ahorrar no es lo mismo que gastar poco

Ahorrar no es lo mismo que gastar poco

La curiosa concepción del colombiano del gasto tiene unas relaciones que a veces vale la pena expandir, puesto que gastar menos no es lo mismo que gastar poco.

Varias veces Michelin y otras empresas, han hecho muchas pruebas con sus llantas tratando de encontrar cuál de ellas dura más, además de cuál tiene los índices de agarre más altos. Michelin en todas las pruebas siempre ha llevado la delantera por la alta calidad de sus componentes y por la tecnología que constantemente desarrollan en su estudio de Investigación y Desarrollo en Francia.

En cuanto a la duración en las llantas de gama media, Michelin tiene una ventaja aproximada sobre el 20% sobre los competidores directos y una duración sobre el 70% en marcas de menor calidad y precio. En llanta de alta gama, la diferencia suele ser de un 10% a un 15% y en cuanto a marcas utilitarias o de transporte también de un 20%.

Si hacemos entonces una medición real del gasto, podemos decir que una llanta de Michelin que dure en un vehículo de transporte particular aproximadamente unos 2 años o unos 60,000 kilómetros (a veces llegan a duraciones de 80,000 kilómetros dependiendo de la referencia), esto entonces quiere decir que una llanta de una competencia directa dura unos 48,000 kilómetros. Así que si la llanta Michelin te cuesta 100,000 (por poner un valor cuya matemática nos dé la posibilidad de entender rápidamente) y la competencia directa solo un 90% del costo, quiere decir que con 100,000 recorres 60,000 kilómetros, mientras que con la otra llanta necesitas 180,000 porque tienes que comprar dos veces para tener el mismo kilometraje.

Claro estas cuentas están hechas muy por encima para entender rápidamente en gastos reales. Ahora veamos un término que nosotros llamamos “COSTO POR KILÓMETRO”. Con esta medida lo que hacemos es saber cuánto te cuesta cada kilómetro que recorras con una llanta determinada. En este sentido, si la llanta Michelin recorre 60,000 kilómetros y te costó 100,000, quiere decir que tiene un costo por kilómetro de 1,67 pesos, mientras que la otra tendría un costo de 2 pesos. Al largo plazo, claramente, te estás gastando menos plata. Si multiplicamos ambos valores por 50,000 kilómetros por darle un recorrido igual ambas llantas, en la Michelín te vas a gastar 83,500, mientras que con la otra te vas a gastar  104,167 pesos.

Definitivamente, comprar llantas baratas no se trata de comprar la de menor costo del mercado, sino la de mayor duración para ahorrar en el largo plazo. Haz tú las cuentas con una llanta que dure el 70% de lo que dura una Michelin o compárala con esta gráfica que te dejamos a continuación.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Tipo de código