Arrendamiento de llantas

¿Prefieres chatear con un asesor?

Déjanos tus datos y nos comunicamos

ARRENDAMIENTO DE LLANTAS (CPK)

El arrendamiento de llantas ó “Costo por Kilómetro” (CPK) es una modalidad de nuestro servicio en donde el cliente solo paga el kilómetro recorrido de cada llanta. Esto implica que no tiene que adquirir llantas ni servicios para que sus equipos rueden, sino que paga el gasto directo del kilómetro que utiliza por llantas al final de cada mes y nosotros nos encargamos de todo. 

En esta modalidad vendemos la operatividad del equipo, de manera que mantenemos la flota con un altísimo índice de seguridad y un muy bajo nivel de riesgo de pinchazos o varadas gracias a la condición en la que mantenemos las llantas. Esto implica que el cliente sólo adquiere un servicio que le coloca llantas seguras de muy alta calidad y sólo paga por cada kilómetro que recorre. Nuestros clientes en la actualidad tienen flotas de transporte masivo de pasajeros y transporte de carga a nivel nacional.

El servicio está compuesto por los siguientes pasos necesarios:

Los clientes que adquieren este servicio son flotas grandes, con equipos homogéneos, con rutas definidas y con patios propios de mantenimiento. De esa manera, nosotros alineamos los planes de mantenimiento de nuestras llantas con sus rutinas de mantenimiento mecánico, para incluir nuestras actividades de mantenimiento preventivo en las paradas programadas por el cliente. 

Es decir que nuestros clientes controlan por completo su operación, pero desean desprenderse del dolor de cabeza diario de los despinches, calibraciones, rotaciones de control, compra de llantas, ubicación de plantas de reencauche, y toda esta administración que es la que nos apasiona a nosotros. 

De la misma manera, el buen cuidado de cada llanta logra que las carcasas terminen lisas pero en condiciones adecuadas para su reencauche. Gracias a la tecnología de Reencauche Michelín nos arriesgamos a asegurar hasta 3 vidas en el 100% de las llantas con carcasas y bandas de rodamiento de esta marca, e incluso garantizar rendimientos similares a las de la llanta original.

Con este servicio al final de cada mes se cobran los kilómetros recorridos que siempre deben estar de acuerdo con los presupuestos de viaje de operación y así el único gasto es la tarifa por kilómetro en arriendo.